Certificados energéticos fraudulentos: conozca sus riesgos

Viernes, 18 Septiembre, 2015

A veces se dice lo de que "lo barato al final sale caro", y dicha frase popular es muy apropiada para referirse a los certificados energéticos. Son muchos los propietarios inmobiliarios que se arriesgan diariamente con certificados de dudosa procedencia y calidad, lo que podría enfrentarlos a multas de hasta 6.000 euros. Una penalización que en ningún caso compensa el pequeño ahorro en cuanto al certificado energético de la vivienda se refiere.

Desde que se aprobó la normativa europea reguladora de las certificaciones energéticas en junio de 2013, no han sido pocas las compañías que empezaron a ofertar descuentos en estos certificados. Son este tipo de tarifas reducidas las que suelen implicar que el técnico no se desplace hasta la vivienda, sino que en su lugar se realiza un informe por vía telefónica basado en la información que le transmite el propietario. Estos casos son bastante habituales, aunque suponen una grave infracción en materia de consumo, incumpliendo con el artículo 5.5 del Real Decreto 235/2013.

La certificación energética debe realizarse en el registro de la comunidad autónoma que corresponda antes de que la vivienda en cuestión se ponga a la venta o en alquiler. Sin embargo, son muchos los propietarios que se aprovechan de los resquicios de la ley y aluden al "certificado en trámite" mientras empiezan a contactar con sus futuros inquilinos. En estos casos, la responsabilidad caería sobre el propietario, lo que le podría suponer una multa importante.

En cualquier caso, estos certificados energéticos fraudulentos son fáciles de detectar gracias a sus llamativos precios, atractivamente bajos y en muchos casos incompatibles con la realidad. Son cada vez más los propietarios que buscan realizar la certificación de forma activa en internet, con el riesgo que puede suponer caer en las irregularidades de estos servicios.

Por eso mismo, ya sabe: es mejor no arriesgarse a ahorrar unos euros en un documento tan importante, e inclinarse por una empresa de confianza que disponga de precios realistas. Esa será su mejor inversión.

Fuente original del artículo.